• Dulce Hernández

Mitos y Verdades del Maquillaje


¿Cuántas veces has escuchado decir que los productos de maquillaje dañan tu piel si los usas diario? O ¿Que debes bombear el cepillo de tu mascara de pestañas para obtener más producto?


¡A esto es a lo que llamo MITOS! Los mitos sobre el maquillaje se pasan de generación en generación, ¿recuerdas cuando tu mamá llegó a decirte varias razones por las cuales no debías usar maquillaje? Como por ejemplo, ¿que tu cara se envejecía antes de lo esperado, o que te causaría granitos? Actualmente algunos mitos aún perduran.


Desafortunadamente, todo lo que encontramos en internet no es cierto en algunas ocasiones y eso nos lleva a seguir caminos que nos hacen hacer cosas un poco locas porque pensamos que es verdad solo porque lo dijo nuestra youtuber favorita, pero termina siendo información falsa. Es cierto, que también encontramos información muy valiosa y que tiene una parte de verdad.


Sabemos muy bien que el maquillaje es para destacar nuestra belleza, entonces hay que usarlo con conocimiento para sacarle el máximo provecho, por eso, lo primero que hay que sacarse de la cabeza son los falsos mitos que se han creado sobre el maquillaje.


Para descubrir si los mitos más populares son ciertos, debes de conocer la verdad detrás de estas creencias para cuidar tu piel, tu belleza y tu salud. Y eso es algo que hoy tengo para ti para facilitar tu rutina de maquillaje sin llevar una sola gota de mitos en ti. ¡Acaba con algunos falsos mitos y aclarar algunas verdades!


Mito - "Aplica siempre la máscara de pestañas en las pestañas superiores e inferiores". Verdad - Es cierto que una máscara bien aplicada hace maravillas: abre mucho más la mirada y agranda el ojo, haciéndolo parecer más "fresco". Pero ten en cuenta también que aplicar máscara en las pestañas inferiores puede destacar las ojeras y hacer hincapié en las patas de gallo.


Mito - "Se debe aplicar la base únicamente a las áreas de la cara donde más se necesita". Verdad - Gracias a las nuevas fórmulas, los maquillajes de hoy ofrecen una cobertura perfecta y natural y sirven de abrigo y protección para la piel. Además, muchos de ellos contienen ya ingredientes de protección solar y tratamientos anti -envejecimiento que son beneficiosos para la piel, por ello lo mejor es que los apliques uniformemente en todo el rostro.


Mito – “Los labiales más oscuros hacen la boca más pequeña”.

Verdad - Es cierto que un toque de color brillante en los labios puede transformar en un segundo el aspecto de tu rostro, pero cuidado con los tonos. La teoría cromática de que tonos oscuros destacan tanto lo bueno como lo malo: pueden destacar defectos, tanto de los labios como de los dientes (tono amarillento). Lo mejor es que elijas tonos neutros para los labios más finos y les des un toque de gloss para engrosarlos, y si tienes los labios gruesos, opta por un tono menos vivo que haga hacerlos ver más delgados.


Mito - "Para presumir de una piel resplandeciente, aplica bronceador a las áreas del rostro que normalmente capturan los rayos de sol". Verdad – Esto depende mucho de las condiciones en las que se encuentre tu piel. A medida que envejecemos nuestra piel se va tornando más pálida lo que hace más difícil aplicar polvos oscuros, ya que exageran la apariencia de las líneas de expresión y arrugas, sin embargo, los bronceadores mate contornean muy bien el óvalo y los rasgos. Aplicar productos en texturas en crema puede ayudarte a obtener la piel radiante si tu piel es madura.


Mito - "Un poco de brillo en el lagrimal del ojo hará más abierta tu mirada". Verdad – Definitivamente los tonos claros o con brillo harán que tu mirada luzca más despierta. Sin embargo, si tus ojos ya tienen líneas de expresión, el brillo no tiene cabida aquí pues podrían denotar más los pliegues en tus ojos. En su lugar, aplica una sombra irisada en la parte alta del hueso de la ceja, donde la piel tiende a ser más fuerte, en los pómulos y a lo largo del puente de la nariz.


Mito - "El corrector de ojeras debe ser un tono más claro que tu base". Verdad - Eso dicen, pero esto llamará la atención sobre el área debajo de los ojos si tus ojeras son muy oscuras y conseguiremos el resultado contrario al deseado. Lo ideal es utilizar un corrector un poco más claro que el tono de la piel y un iluminador para destacar otras zonas que no sean la ojera, como la parte superior de la mejilla, parte inferior de la ceja, pero nunca sustituir el corrector por un iluminador.


Mito - "No es necesario usar primer de rostro si la piel está hidratada y se aplica la base correctamente". Verdad - A medida que envejecemos, el primer de rostro se hace cada vez más necesario. Ayuda a la base a permanecer en lugar por más tiempo e impide que la piel absorba pigmento. También unifica la apariencia de la piel, reduciendo a la vista los poros y las líneas de expresión. Aplícalo después de la hidratación y antes de aplicar la base. Pero además ten en cuenta que lo más importante es que cuides tu piel con un buen tratamiento anti-edad.


Mito - "Dale vida a tu piel aplicando un rubor rosa a las mejillas". Verdad – Es cierto que el rubor da vida a nuestra piel, pero aplícalo solo en el centro del pómulo, con un barrido hacia arriba y con cuidado de no aplicarlo muy cerca de la nariz ni en toda la mejilla. Elige tonos rosados que son los más naturales para la piel y hagan ver los tonos más resplandecientes.


Mito - "Evita la máscara de pestañas azul a menos que quieras verte atrapada en los 80". Verdad - La máscara azul es una forma brillante de iluminar la mirada. Si la idea de azul te asusta, añade un poco de color a la punta después de aplicar tu negro habitual. El efecto es sutil pero potente, ¡verás qué bien queda!


Mito – “El labial rojo no es para cualquiera”.

Verdad – Esto no es cierto. La verdad es que algunos tonos de rojo se verán mejor en unas pieles que en otras, pero eso no quiere decir que los colores están destinados para solo un tipo de piel, persona o estilo. Para lograr un buen look deberías tener en cuenta el color de tus ojos, cabello y también de tu ropa.


Mito – “El maquillaje provoca acné y granos”.

Verdad - No necesariamente todos los productos de maquillaje por si solos tienen este tipo de reacciones en la piel, pero si es así, es importante que elijas un tipo de maquillaje adecuado a tu piel (tal vez si es sensible). Esto también depende de que escojas el maquillaje según tu piel, ya que, si sos de piel grasa y compras un maquillaje oleoso o pesado, taparás tus poros y generarás los molestos granitos.


Es importante que sepas que hay otros factores que contribuyen a causarte este tipo de reacciones en tu piel, como: tener tus brochas de maquillaje sucias, maquillaje contaminado, esponjas sin cuidar, incluso el maquillaje que ha expirado, no desmaquillarte por la noche o lavar tu cara.


Para prevenir este problema, es recomendable lavar las brochas y esponjas que usas en tu rutina de belleza, deshacerte del maquillaje viejo y nunca dormir maquillada.


Mito – “Las brochas se limpian solo si las utilizas en otras personas”.

Verdad – Definitivamente es un rotundo NO. Para mantener en buen estado por mucho tiempo tus herramientas que usas para maquillarte debes mantenerlas limpias siempre. Lo importante es la cantidad de superficies por las que pasan y la cantidad de bacterias que esas superficies tienen, porque entre más tiempo pasan sucios, más bacteria crece en ellos y así es como el caos comienza.


Mito – “El maquillaje no tiene fecha de vencimiento y debe utilizarse hasta que se acaba”.

Verdad – Por supuesto que no. Todo producto de maquillaje viene con un indicador que te hace saber cuánto tiempo dura desde el momento en que abres el producto.


Mito – “Puedes utilizar máscara de pestañas a prueba de agua todo el tiempo”.

Verdad – En realidad no es lo más recomendable y puede que pases por una mala experiencia si haces esto. Si te has dado cuenta, la máscara de pestañas a prueba de agua es muy difícil de remover y además es un producto bastante seco, por lo que tus pestañas se debilitan más rápido o llegan a caerse con más facilidad. El consejo es utilizarla solo cuando sea estrictamente necesario y obviamente, no abusar de ella.


Mito – “Las cremas hidratantes sirven como primers”.

Verdad – Cada producto tiene su función y ninguno sustituye a otro. La verdad es que la crema se absorbe en la piel, mientras los primers se quedan sobre ella, pues esa es la idea, conseguir una base lisa para el maquillaje.


Mito – “El maquillaje no se ensucia”.

Verdad - De hecho, se ensucia mucho más de lo que creerías, ya que son un ambiente perfecto para las bacterias, lo que podría hacer que su fecha de expiración se adelante mucho más de lo que esperas. Y ni hablar de los productos líquidos, por eso debes tener extremo cuidado con tu maquillaje y no soplar sobre ellos o meter los dedos directamente.


Mito – “Siempre debes aplicar corrector antes de la base”.

Verdad – Definitivamente, antes de aplicar tu base de maquillaje debes corregir las imperfecciones de tu rostro, sobre todo cuando hay pigmentaciones diferentes al tono de tu piel, como ojeras o granitos. De lo contrario, si tuvieras una piel con un tono más uniforme y la base pudiera emparejar el tono de tu piel, entonces evitarías que tu maquillaje se sienta y se vea pesado, además de ahorrar una gran cantidad en ambos productos. Así que primero, trabaja en los puntos críticos para ocultarlos muy bien y así lograr un maquillaje impecable.


Mito – “La máscara de pestañas sirve solo mientras no tiene grumos y para evitarlos hay que bombearla”.

Verdad – No. La vigencia de las máscaras de pestañas tienen una vida útil de 3 meses, pero si se pone grumosa antes de eso es momento de deshacerte de ella. Esto se debe a que, sobre nuestra piel y pestañas habitan bacterias que acaban en el cepillo y con el tiempo contaminan la máscara. Esta es la razón por la cual la renovación de tu máscara no depende de la frecuencia con que la utilizas, sino del tiempo que haya transcurrido desde que la usaste por primera vez.


Si eres de las que acostumbra a bombear el cepillo de tu mascara, lo que sin duda vas a hacer es que con el cepillo antes de utilizarla es introducir más aire en el tubo y secarla rápidamente.


Mito – “No hay problema en dormirte maquillada”.

Verdad - Durante las horas de sueño la piel se regenera y este proceso hace que la piel se mantenga saludable, hidratada y fresca. Es muy importante dormir sin maquillaje para que la regeneración celular de nuestra piel se lleve a cabo de forma correcta y evitar que la piel del rostro empiece a lucir más opaca, deshidratada, envejecida y con zonas resecas.


Por eso, si te duermes con maquillaje este va a bloquear los poros y no permitirá que esto ocurra, lo cual podría causar puntos negros y barritos en tu piel. Es por esta razón, que debes tener el hábito de desmaquillarte diario para mantener tu piel sana, radiante y hermosa.


Mito – “Maquillarse a diario estropea la piel”.

Verdad - Puede que fuera cierto hace algunos años, cuando los productos cosméticos y el maquillaje no estaban tan supervisados por laboratorios farmacéuticos, como en la actualidad. Hoy en día, un maquillaje de calidad no tiene por qué afectar la piel, al contrario los maquillajes cuidan la piel y la protegen de agresiones externas, además de hidratarla en muchos casos, suavizar líneas de expresión y definir el rostro.


Eso sí, los expertos advierten que lo que sí estropea la piel es no desmaquillarse correctamente antes de irse a dormir. También hacen daño las brochas en mal estado o esponjas secas.


Mito – “Las pieles grasas no necesitan hidratante antes de maquillarse”.

Verdad - No hay que confundir el nivel de grasa de la piel con el del agua. Eso sí, si se tiene una piel mixta o grasa, es necesario escoger cremas hidratantes libres de aceites o reguladoras del exceso de grasa (matificantes).


Mito – “Para un buen acabado de maquillaje SIEMPRE de usar una base".

Verdad - Es evidente que una base homogeniza el rostro, preparando la piel como si fuera un lienzo, pero si ya gozas de una buena piel (cuidada, hidratada, sin demasiadas imperfecciones), la mejor base puede ser la natural. Tan sólo cubriendo ciertas imperfecciones puntuales, aplicar polvos sobre el corrector para difuminarlo y listo.


Mito – “La base de maquillaje debe probarse en la muñeca”.

Verdad - La piel de la muñeca NO tiene el mismo tono que la de nuestro rostro. Por eso, el mejor lugar donde probar una base es sobre el pecho. De esta manera, tendremos un tono uniforme del pecho a la cara y se evitará el efecto mascara.


Por ello, es primordial encontrar el tono perfecto para cada piel porque el maquillaje es modulable y permite conseguir el grado de cobertura deseado. Aplicarlo siempre de menos a más, haciendo retoques sobre las áreas que necesiten más cobertura y dejando el resto de la piel más transparente nos ayudará a obtener un acabado más natural.


Mito – “Las sombras de ojos se pueden poner con los dedos”.

Verdad - No sólo se puede maquillar los ojos con brochas de maquillaje, los dedos también pueden conseguir aplicar o distribuir el producto.


Mito – “Los productos de maquillaje es mejor aplicarlos con los dedos”.
Verdad – Estos productos pueden ser bases de maquillaje, rubor, bronzer, etc. y mucha gente opta por aplicar el maquillaje con los dedos aunque se ha recomendado SIEMPRE que se haga con una brocha o con una esponja en condiciones pues se distribuyen mejor con estas herramientas. Eso sí, hay que cuidarlas y lavarlas bien al menos una vez a la semana, con un champú suave que cuide el pelo.

Mito – “Las sombras metálicas son para todas las mujeres”.

Verdad – Es cierto que no se limita a nadie a usar los brillos, pero seamos sinceras, no a todas nos favorece de la misma manera usar esta textura tan de moda. Esas tonalidades metálicas lo que hacen es destacar el ojo, lo hacen más visible que otro tipo de sombra. Por eso, para ojos un poco grandes, saltones o maduros, no sería recomendable utilizarlas. Para ellos es mejor utilizar sombras con muy poco brillo o mate.


Mito – “NUNCA se debe destacar a la vez ojos y labios”.

Verdad - Todo depende de las tonalidades escogidas para cada una de las zonas. Puede conseguirse un resultado muy sofisticado y atrevido destacando convenientemente ojos y labios. Es cuestión de que el conjunto sea armónico.


Mito – “El delineador de labios no es necesario”.

Verdad – Este mito solo nos llevará a cometer errores y lucir unos labios desprolijos. El delineador de labios es como un corrector que puede mejorar ciertos rasgos de los labios, como por ejemplo, agrandarlos si son pequeños o finos.


Mito – “Desmaquillar la piel del rostro es suficiente para tenerla limpia”.

Verdad - Aunque no nos maquillemos, nuestra piel recibe agresiones externas a lo largo del día. El polvo, el humo y las toxinas deben eliminarse del rostro mediante una limpieza con agua y jabón. Por ello, además de usar desmaquillante es necesario pasar un pad de algodón humedecido con agua micelar para una limpieza mayor.


Mito – “Lavarse el rostro con cualquier jabón no es tan malo”.

Verdad - Los jabones de baño comunes para lavar la piel del cuerpo NO son apropiados para el rostro. Su uso frecuente puede llegar a genera manchas, sequedad y alergias. Lo mejor es buscar un jabón apropiado para cada tipo de piel o un jabón neutro. Porque tratar la piel antes y después del maquillaje es tan importante o más que la correcta aplicación del propio maquillaje.


Mito – “El maquillaje dura más si se guarda en el refrigerador”.

Verdad - No es así en todos los casos y con todas las marcas. Es mejor tratar de colocar los botes en un lugar fresco y seco y a una temperatura estable.


Mito – “El color de tus cejas debe ser 2 tonos más oscuro que tu cabello”.

Verdad - Sigue esta regla solo si tienes cabello claro. Las chicas de cabello oscuro deben evitar tener cejas oscuras, hacen que su rostro se vea más tosco.


Mito – “El delineado oscuro aumenta el tamaño de tus ojos”.

Verdad - El delineado oscuro hace tus ojos más llamativos, pero crea un efecto de ojos hundidos y, como consecuencia, parecen más pequeños.


Mito - "Las BB Cream sustituyen la base para maquillaje".

Verdad - Además de humectar la piel, las BB Cream hacen tu tono más homogéneo, pero no crean la misma cobertura que una base de maquillaje.


Como habrás visto, parte de los mitos que ya tenías identificados han resultado ser VERDAD por lo que acabas de leer en este contenido, pero definitivamente en la gran mayoría varios son solo eso, MITOS que pueden dañar nuestra salud, nuestra piel y también terminan dañando nuestros productos de maquillaje. Así que no siempre te quedes con lo que te dicen en internet y consulta fuentes confiables para estar mejor informada.


Ahora ya conoces la verdad detrás de algunos de los mitos sobre el maquillaje, aplícalos en tu vida diaria para tener una piel radiante, lucir joven siempre y sobre todo cuidarte de la mejor manera.


Y no olvides adquirir tus cosméticos de marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar que podrás encontrar dentro del mercado formal, pues es de suma importancia que te asegures de cuidar tu piel y lucir increíble con y sin maquillaje.


¿Hay algún otro mito sobre el maquillaje que conozcas y que quieras comentarnos?



Tal vez te interese leer...

15 Tips para Maquillar tus Cejas

Tendencias de Maquillaje 2020


Razones por las que NO DEBES compartir tu maquillaje

¿Cuál labial Rojo es ideal para tu tono de Piel?

7 Beneficios de usar Primer de Maquillaje

Post Destacados
Posts Nuevos
Posts Anteriores
Síguenos en...
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon

Síguenos en...

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
WhatsApp Divina Por Siempre
Messenger Divina Por Siempre
Ciudad de México 2020
¡Contáctanos!