• Dulce Hernández

Tips para peinarte sin salir de casa



¿Eres de las que, apuesta por llevar el cabello natural, solo por qué no obtienes el resultado que esperabas de los tutoriales de peinados que ves en internet? O ¿Has quedado con tus amigas de salir y tienes poco tiempo para realizar un peinado padre y crees que es una misión imposible? Hay peinados super bonitos que puedes hacerte tú misma en casa en menos de 10 minutos.


Si alguna vez has ido a una estética donde le dan un servicio completo a tu cabello, seguro sales de ahí con un peinado bien estructurado, un cabello sedoso y un acabado brillante y quisieras que esa sensación fuera eterna, pero sabemos bien que es solo una sensación momentánea.


Por eso, hoy quiero recopilarte los mejores tips de peinados que muchos estilistas expertos comparten, no solo a saber cómo mantener el peinado, sino, cómo conseguir ese efecto en casa con tus propias manos y los pongas en práctica tú sola. ¡Toma nota de los tips de peinados que verdaderamente funcionan!


Lavado y enjuague


Tiene que ser lo más natural posible, sin muchos principios activos. De esta forma, evitaremos restos de residuos innecesarios que dejan el cabello opaco y pesado.


Lavarse bien el pelo es una de las claves y el momento perfecto para mimar tu cuero cabelludo al estimular la circulación y asegurarte de que los productos tengan el tiempo suficiente para hacer su magia. Aplica una pequeña cantidad de champú en las manos y calentarlo bien antes de repartirlo de forma homogénea por toda la cabeza. Nunca lo apliques en la parte alta porque será muy difícil extenderlo bien y eliminarlo completamente, lo que dejará esa desagradable sensación de grasa en las zonas donde hayan quedado restos.


Lo ideal es lavarte el pelo con el shampoo y acondicionador de la misma gama, ya que los aromas e ingredientes combinan perfectamente y se complementan entre ellos de manera ideal.


Al enjuagarlo debes de hacerlo muy intenso y dedícale tiempo, con el agua templada y abundante. Para un brillo extra con el mínimo esfuerzo: enjuágate el pelo con agua fría después del lavado. Esto sella las cutículas del cabello, lo que te proporcionará una brillante melena. Y por lo general, lávate solo con agua tibia, no caliente.


Secar el cabello hacía abajo


No hay nada que deje el pelo tan suelto, vaporoso y con volumen. Durante el secado, mueve el pelo constantemente y despégalo de la raíz. Empieza secándolo con una toalla y luego continúa usando el secador con una temperatura media hasta quitar el 80% de la humedad. Las altas temperaturas pueden dañarlo. Finaliza subiendo la temperatura.


Si tienes el pelo rizado, ni se te ocurra secarlo de esta manera porque quedaría demasiado voluminoso. Deja que se seque al aire o si utilizas el secador, ve trabajando con los dedos las ondas o los rizos.


Si te apetece un peinado liso, aplica el aire del secador de arriba hacia abajo utilizando los dedos a modo de peine.


El cepillado


El cepillado es muy importante para la salud del cabello. Es importante empezar el cepillado por las puntas, sujetando el mechón desde la raíz evitando así los tirones bruscos. Después, deslizar el cepillo suavemente de medios a puntas, y terminar cepillando desde la raíz. Además, aconseja separar el pelo por mechones y comenzar a cepillar desde atrás, es decir, desde la nuca.


Si no te gusta que se note que has dedicado un buen rato a peinarte, utiliza un cepillo ancho y plano (paddle brush) en lugar de uno redondo. Da un aspecto mucho más casual.


Los cepillos metálicos redondos son los mejores para peinar y marcar porque guardan el calor. Para peinarlo, enrolla el pelo en pequeñas secciones y trabájalo en cualquier dirección. Lo bueno de dividirlo en muchas secciones es que parecerá que tienes más pelo, el peinado durará más y estará más moldeable.


Maneras de crear Volumen


Para levantar la raíz, lo podemos hacer con rulos. Ponte cuatro o cinco rulos de tamaño mediano en la parte superior de la cabeza y dales un poco de calor con el secador. No te llevará ni cinco minutos y tendrás a cambio volumen y un poco de onda.


Otra manera de hacerlo es recoger el pelo en un moño no tirante, sino ahuecado, dejando una especie de tupé en la parte frontal.


Otra forma es el cardado invisible que puedes lograr cardando solo los mechones que no se vean, como los de los laterales y la nuca, ¡nunca las capas externas! Por último, pasa el peine por encima para pulir.


También puedes cárdalo un poco en la coronilla y péinalo hasta conseguir un efecto de volumen, pero natural. No olvides utilizar productos específicos para aumentar el volumen que contengan principios activos como los aminoácidos y la vitamina B para lograr fortificar, acondicionar y suavizar el cabello.


¿Quieres un acabado con ondas?


Hay varias maneras de hacerlo:


Las ondas sin calor con tela es uno de los tips de peinados que se han popularizado gracias a las redes sociales. Coloca la tela sobre tu cabeza; toma una pierna y fíjala entre un cabo de pelo (húmedo) y otro con ayuda de unos pasadores. Entrelaza tu melena con la tela de la misma manera y aplica el spray al terminar. Tres horas más tarde, retira las medias y acomoda las ondas con tus manos, expandiéndolas ligeramente.


Otra manera es elegir unos cuanto mechones y cuando el pelo esté casi seco, aplica un producto para crear este efecto, haz rulitos con el dedo, fíjalos con una pinza y aplica un poco de calor.


Con el truco del clip puedes conseguir que el pelo tenga algo de forma sin recurrir a la tenaza, colocando el cabello húmedo detrás de las orejas y espera a que se seque para que tenga una onda ligerísima que enmarque el rostro. También se puede sujetar con un par de clips para el pelo sobre cada oreja.


Otro modo más rápido para conseguir unas ondas es mediante unas tenacillas o unas planchas. Para hacerlo, el pelo debe estar seco y debemos aplicar un protector térmico para no dañar la melena. Peinaremos en diferentes secciones y pasaremos la herramienta. Si queremos ondas más grandes, tomaremos mechones más grandes; si las queremos pequeñas, más finos. Peinamos con un peine de púas y fijamos con laca.


Para conseguir ondas playeras con plancha de aspecto natural y desenfadado es el deseo de muchas. Para lograrlo fácilmente, recoge tu melena en unas seis trenzas y pasa la plancha por encima. Una vez que se enfríen, deshaz las trenzas.