• Dulce Hernández

Delineado Flotante: estilos y cómo se hace


Eyeliner Flotante
Delineado Flotante

El delineado es una parte muy importante dentro del maquillaje de muchas mujeres. El estilo más conocido es sin duda el cat eye tan favorecedor y versátil ya que tiene un poder transformador en la mirada y la manera en la que rasga el ojo cambiando por completo nuestra expresión.


Hacer nuestro delineado al ras de pestañas, está quedando en los estilos clásicos, pues como todo en el maquillaje, el eyeliner o delineado se ha actualizado en los últimos años, y ahora no solo se lleva de diferentes colores e incluso de glitter sino también con diferentes formas y dibujos popularizándose, entre todas las opciones, como es el eyeliner flotante.


Una de las tendencias que llego de las pasarelas, editoriales de moda, famosas, Instagram, influencers a llevarlo como una tendencia también en la calle es el delineador flotante. La base del eyeliner flotante que se ha popularizado en los últimos meses, es dibujar la raya del ojo separada de las pestañas bien con un sencillo delineado o con alguna forma geométrica, casi siempre en el pliegue del párpado.


Para las que están deseando ponerlo en práctica y para las que aún no se han atrevido, aquí recopilamos un poco de inspiración con ideas sobre posibles formas de llevarlo a la práctica y las claves para conseguir un buen resultado.



Estilos de delineado flotante


Minimalista

La versión más sencilla del eyeliner flotante consiste en un sencillo trazo sobre el arco de la banana (cuenca del ojo), con un grosor mínimo. Ya sea en el clásico negro o con un eyeliner de color, este tipo de delineado flotante minimalista se completa con el ojo maquillado en un tono neutro que dé uniformidad al párpado.


El resultado es sutil, pero ideal para aquellas que quieren integrar este delineado de tendencia en su día a día y huyen de las estridencias.


Solo se percibe al mirar hacia abajo o cerrar los párpados, el eyeliner de Blanca Suárez es el más discreto pero no por ello menos rompedor.



El delineado flotante se lleva en todos los colores que puedas imaginar, si te decantas por un color neón además será un maquillaje de súper tendencia.



Doble o triple delineado

Hay quienes combinan el delineado flotante con el clásico eyeliner estilo ojo de gato cubriendo la línea de las pestañas.


Otra forma, con personalidad, de lucirlo si eres de las que necesita maquillar el ras de las pestañas para darle profundidad a la mirada. En este caso además han delineado las pestañas inferiores pintando unas 'pestañas de muñeca'.



Alado

Cuando el eyeliner flotante se completa delineando la V externa del ojo, obtenemos una versión alada más dramática que rasga mucho más la mirada. La clave en este caso está en llevar el trazo flotante hacia el final de la ceja y unirlo con un segundo trazo que parta del lagrimal externo, también con dirección ascendente. A diferencia del delineado flotante doble, aquí solo se maquilla el extremo final sobre las pestañas superiores, y no toda la línea, como en la versión anterior.



Con brillos

Otra opción para ocasiones especiales o looks de maquillaje para escena es decorar el delineado flotante con brillos, de esos que se han puesto tan de moda en el maquillaje de ojos. Así, podemos configurar ese delineado que flota sobre la cuenca del ojo con una línea de brillos adhesivos transparentes o de color. Podemos jugar también con la sombra de ojos creando un cut crease sobre el que colocar esos brillos que recreen el trazo del delineado.



En las pestañas inferiores


Un simple trazo con un lápiz de ojos tipo kajal a modo de rabillo pero en las pestañas inferiores. Muy llamativo.


Doble eyeliner flotante


Con los ojos casi desnudos, un poco de máscara de pestañas y dos delineados simétricos, en este caso a tope de color.




Delineado flotante ¿Cómo se hace?


Sin duda podemos considerar que el delineado flotante es una reinterpretación moderna del maquillaje de ojos que se llevaba en los años 60, la gran diferencia es que ahora no se rellena con sombras pastel (azul, blanca, amarilla) el espacio que queda entre el trazo de la cuenca y la línea de las pestañas y que no tenemos que centrarnos en el trazo de la banana, convirtiéndolo en el elemento protagonista del «look» de ojos.


Puedes hacerlo tanto un lápiz, que deberá estar bien afilado, como con un eyeliner; en crema mejor que en líquido para que el trazo sea más preciso y aplicado con un pincel biselado.


Paso 1: Uniformizar el tono del ojo


Esto supone corregir ojeras y manchas oscuras, ocultar venillas y rojeces. Para ello, aparte de recurrir al corrector, podemos usar un primer en tono maquillaje cubriendo todo el parpado superior.


Paso 2. Sellar el corrector o primer


Aplicar una sombra en tono neutro cubriendo todo el párpado superior. La idea es crear esa especie de lienzo sobre el que trazar nuestro delineado flotante y este destaque y se vea más definido.


Paso 3: Delinear el arco de la banana (la cuenca del ojo)


Dependiendo del estilo que queramos conseguir, podemos elegir un tipo de trazo u otro. Por ejemplo, tenemos la opción de conseguir un acabado más geométrico si realizamos un trazo recto, obviando la forma natural del arco de la cuenca del ojo.


Otra versión posible es la que se dibuja por encima del pliegue del ojo, emulando el trazo redondeado y dando lugar a un delineado que nos recuerda más al originario de los años 60.


Una tercera opción consistiría en delinear justo encima del pliegue natural del párpado, creando una especie de rabillo al final.


También podemos optar por comenzar el trazo siguiendo el pliegue natural del párpado, pero finalizar creando un ojo de gato en negativo (sin color por dentro). Para ello debemos completar la V externa creando otro trazo que parta del final del ojo y coincida con el flotante.


Paso 4. Mascara de pestañas

El paso final esencial es usar una máscara alargadora que aporta equilibrio al look, dándole apariencia de extensiones de pestañas, con un acabado definido y abierto.



Trucos


1. Para delinear con seguridad, podemos realizar el trazo primero con lápiz color beige o blanco y, cuando tengamos el diseño definido, pasar a utilizar un rotulador negro, de color o con cualquier efecto, como los metalizados.

2. Los eyeliner líquidos son los que aportan una definición más intensa, pero para quienes prefieran optar por una alternativa más sencilla, un buen truco es usar una sombra de ojos oscura y marcar el trazo del eyeliner justo sobre la cuenca, de forma que sea visible cuando el ojo está abierto.

3. Si quieres lucir un acabado más artístico, puedes elegir un color flúor para hacerte la línea y después hacer un ligero degradado ascendente con una sombra un poco más clara que el tono del lápiz y la ayuda de un pincel biselado difuminador.


Como vemos, no hay una técnica determinada para crear el eyeliner flotante y las opciones son tan variadas como lo que dé de sí nuestra imaginación. Su popularidad se debe tanto a que el minimalismo en el mundo del maquillaje cada vez está tomando más presencia y también a que es fácil de hacer. ¿Te atreves?



Tal vez te interese leer...


Tendencias de maquillaje 2021


Tipos de Delineados de Ojos


El delineado perfecto para cada tipo de ojos


Diferentes formas de maquillaje de ojos

Post Destacados