• Dulce Hernández

¿Maquillaje seco o roto? ¡Revívelo con estos Tips!



¿Te ha pasado que llevas mucha prisa y por hacer todo rápido tus sombras o tu polvo compacto se te han resbalado de las manos y han terminado en el suelo para convertirse en añicos?


O tal vez ¿tu mascará de pestañas ya no tiene la misma textura que al inicio? O tu lápiz delineador ¿se ha secado y te lastima cada que quieres hacerte ese delineado perfecto que embellece a tu mirada?


¡Tranquila! Pareciera que el mundo se ha terminado y que tengas que volver a gastar en otro igual, pero aún existen una serie de tips facilísimos que pueden ayudarte a recuperar cosméticos rotos o deteriorados. ¡No tires ninguno, los dejarás como nuevos!


Sé que la sensación de ver nuestros productos de maquillaje en esas condiciones cuando no tiene mucho que los compramos y esperábamos disfrutar por más tiempo nos causa tristeza y furia por la inversión que hicimos o porque alguien especial nos lo regalo. Es por eso, que he escrito este blogpost para que sepas hacer después de tener un arranque de desesperación por haber pasado por este mal momento y optar por tirar tus productos de maquillaje en esas condiciones.


Algo que tienes que saber es que todos los tips funcionan siempre y cuando los productos de maquillaje no estén vencidos, pues aún no hay una fórmula mágica para salvar el maquillaje que lleva en tu kit de maquillaje años en el olvido.


Sombras líquidas secas


Agrega a su contenedor un par de gotas de solución salina, mezcla bien con el aplicador para que la solución salina se integre con los pigmentos y permite que los activos reposen durante media hora, a temperatura ambiente. Después del tiempo transcurrido, podrás volver a utilizarlas y difuminarlas sin ninguna dificultad.





Delineador liquido seco


Un delineador seco es un problema higiénico para tu ojo. Si tu delineador de ojos se ha secado, solo necesitas agregarle un par de gotas de solución salina para que vuelva a la vida.




Sombras en crema secas


El truco secreto para restaurar el maquillaje en crema es el calor. Si tus sombras en crema se secaron y ya no difuminan bien, lo único que debes hacer es meterlas en el microondas por 10 a 15 segundos para que se ablanden.



Labial roto


Cuando las barras de labios están expuestas a temperaturas altas, se reblandecen, y es habitual que se partan. Para reparar tu labial roto toma las partes rotas del lipstick y mételas al congelador por media hora. Después, calienta la base con un encendedor, coloca encima el pedazo que se quebró y pasa la llama alrededor de la unión para que se todo se funda en una sola pieza. Procura que coincidan lo mejor posible para que la barra se extraiga y se retraiga sin problemas. Por último, introduce en el congelador durante toda la noche y, ¡listo!


También si se te rompe en dos partes puedes hacer lo siguiente cambiando su forma: elige un recipiente pequeño como un pastillero que tenga una tapa. Ayúdate de un palillo para sacar el producto restante del tubo de la barra de labios y coloca las dos piezas en el recipiente que hayas elegido. Utiliza un secador de pelo para derretir el producto hasta que quede totalmente liso a modo de vaselina.




Pomada para cejas seca


Todo lo que debes hacer es agregar 2 gotitas de aceite de almendras o ricino a la pomada para cejas, mezclar con una brochita, cerrar y dejar en un ambiente cálido por 8 horas, con el fin de que la pomada absorba todo el óleo. Tras ese lapso de tiempo, ¡te aseguramos que el producto pigmentará y se deslizará como nuevo! También es posible aplicar este truco con los delineadores en gel.




Mascara de pestañas seca


Cuando la máscara de pestañas entra en contacto con el aire tiende a endurecerse o secarse. Si tu mascara de pestañas se secó antes de tiempo pon a prueba este truco. Introduce el envase de máscara (bien cerrado) en un vaso con agua muy caliente, durante 15 minutos. Con esto es suficiente para volver a tener un rímel cremoso.


Otro truco, es añadir a la máscara seca de 3 a 5 gotas para hidratar los ojos, agita por 3 minutos y, ¡estará en el punto perfecto de nuevo!


También puedes agregar UNA GOTA de aceite (almendras, oliva, argán…) en el interior del envase, cerrarlo y agitarlo durante unos segundos. Comprobarás que vuelve a pintar como lo hacía antes. EL aceite de oliva además aportará un extra de suavidad a tus pestañas. Insistimos: UNA GOTA de aceite de oliva. UNA GOTA. Solo una. Si te pasas con la dosis puedes acabar como un oso panda.




Polvos compactos rotos


La dolorosa experiencia de que nuestros productos en polvo favoritos se caigan al suelo o se golpean con algo y queden echas pedacitos tiene remedio con los siguientes pasos súper fáciles:


Recoge la mayor cantidad de producto posible. Vacía el pigmento en su envase original (si no se ha roto) y machácalo hasta que todo se haga polvo. Vierte un poco de alcohol (el de curar y desinfectar heridas), hasta formar una pasta. Cuando consigas una mezcla espesa, comienza a compactar los polvos con la cuchara, intentando que la superficie quede lo más uniforme posible. Agrega más gotas de alcohol si es necesario. Cuando el maquillaje haya recuperado su forma, presiónalo con un algodón o un papel absorbente para eliminar los restos de alcohol. Déjalo secar durante un día y comprobarás que tus polvos compactos han resucitado.


El remedio funciona con rubor, bronceador, iluminador y, ¡con cualquier producto en polvo!





Esmalte seco


No te preocupes si tus esmaltes de uñas estén secos y chiclosos, intenta recobrar su vida agregando 5 gotas de acetona y agitando enseguida. ¿Funcionó? Añade un poco más de removedor si lo requieres y


Cuando llevas mucho tiempo sin usar un esmalte, es común que no puedas abrirlo porque la tapa se pega con el esmalte seco. Como un tip extra, no olvides limpiar la boquilla del nail polish con un algodón con acetona para retirar cualquier resto de esmalte y vaselina, cierralo. Así podrás abrirlo fácilmente la próxima vez, pues esto hará que no se vuelva a pegar y lo tengas listo para cuando quieras usarlo.


También puedes sumergirlo por unos minutos al baño María.



Lápiz delineador seco


Muchas veces sentimos frustración en el momento de usar el lápiz de ojos porque no nos pinta del todo. Si tu lápiz delineador no pinta con la misma intensidad y cuesta trabajo aplicarlo en el ojo, intenta acercar la punta del eyeliner a la flama de un encendedor, por un par de segundos, sin llegar al punto de derretir la punta. Después del experimento, deja enfriar un poco la punta para no quemarte y pinta de nuevo con el producto. ¡Nota la diferencia de un desliz más suave y con color vibrante!


También puedes aplicar calor con la ayuda de un secador de cabello en una velocidad moderada.




Si estos trucos no funcionan, lo mejor es deshacerte de tu maquillaje para que no afecten la salud de tu piel.


Recuerda que estos trucos serán de mucha utilidad cuando tus productos no han vencido, por ello, es importante no perder de vista la fecha de caducidad de tu maquillaje, pues esta variará en función del producto. Aprende a comprobar su fecha de caducidad y a recuperar tu maquillaje dañado.


Ten en cuenta siempre que, si tu base de maquillaje en polvo se caduca, está en mal estado o se ha pasado de la fecha recomendada, debes desecharlo de inmediato para evitar reacciones alérgicas e irritaciones en la piel. Haz una revisión de tus productos de maquillaje con frecuencia y, una vez abiertos, no sobrepases la duración indicada por el fabricante.


¿Cuántos productos de maquillaje tienes en condiciones para rescatar y volverlos a dejar como nuevos? Pon manos a la obra con estos tips y disfruta de los resultados.



Tal vez te interese leer...


¿Cómo desinfectar tus productos de maquillaje?


¿Cómo saber si un producto de maquillaje es original o falso?


Trucos para que dure más tu esmalte de uñas


¿Cómo cuidar tu mascara de pestañas? ¡Prolonga su ciclo de vida!


Vigencia de los productos cosméticos

Post Destacados