• Dulce Hernández

¿Cómo saber si un Producto de Maquillaje es original o falso?


La piratería desde siempre ha estado presente y definitivamente el mundo de la belleza y el maquillaje no es la excepción ya que muchas personas se aprovechan de que en ocasiones la economía no alcanza para comprar los productos originales que llegan a ser más costosos. Algo que nadie ignora es que los productos piratas o falsos pueden llegar a generar muy malos resultados y nos expone a daños muy grandes.


¿A qué mujer no le gustan las ofertas de maquillaje? ¡Creo que a todas! Pero algo que debes saber es que hay de precios a precios y si terminas comprando productos “baratos” por ser falsos terminarán costándote más de lo que te puede costar el producto original, ¿no crees? Unos de los peligros más grandes que tiene el maquillaje falso es que llega a ser tentador por su bajo costo y muy accesible, pero debes tener cuidado porque no nos consta que los ingredientes que contiene sean seguros para nuestra piel.


Algo que es diferente a “comprar pirata” es que compremos productos originales a precios más accesibles, en oferta o comprar el producto original en envases más pequeños. Hay quienes son conscientes de que están comprando cosméticos de imitaciones, pero en otros casos las personas compran inocentemente pensando que es el original, pero resulta que no y resultan siendo víctima de algún estafador. ¿No te ha pasado?


A veces no necesitamos ser super masters en maquillaje para saber que lo que nos están vendiendo es falso. Es como si quisieran venderte una base de Loreal en $20, como que no cuadra ¿no?


Una de las causas principales de que la gente se vaya a los mercados o bazares a comprar sus cosméticos es porque las grandes marcas de maquillaje que encontramos en diferentes tiendas virtuales o físicas no siempre están al alcance monetario de muchas personas, entonces se ven en la necesidad de comprar en lugares estos productos por ser más económicos a la hora de adquirirlos. Y si hay algo que es cierto, es que en el mercado se han desencadenado múltiples imitaciones de baja calidad que pueden llegar a atentar con la salud de aquellos que desconocen el contenido del producto.


Es por eso que, si compras maquillaje barato o en otros lugares que no sean en tiendas autorizadas te quiero compartir algunos tips, recomendaciones, y consejos muy útiles para identificar si el maquillaje o productos de belleza son originales o falsos.

No olvides lo que dice tu mamá: “A veces lo barato sale caro.”

¡No a la piratería!


Riesgos de utilizar maquillaje o productos de belleza falsos


Desconocimiento de los ingredientes con los que hicieron el producto: Si el producto es falsificado, por lógica tendrá grabado en el empaque los mismos que el producto original, no exactamente los que contiene realmente.


Químicos abrasivos o agresivos con la piel: El descuido de los ingredientes (baratos e incógnitos) pueden llegar a dañar nuestra piel, no importa qué tipo sea.


Reacciones alérgicas: se pueden generar rojeces, irritaciones, y comezón. Si nos exponemos a esto, es muy poco probable que sepamos con exactitud qué ingrediente fue el que lo causó.


Aparición de manchas: Las marcas que pueden dejar cualquier tipo de reacciones alérgicas pueden tardar bastante en quitarse o incluso durar más de lo que podamos imaginar.


Descamación o quemaduras en la piel: Ante las diversas consecuencias del producto falso, una más es que puede generar desprendimiento de la piel.


Sensibilidad en la piel: En un futuro puede generar secuelas y volver vulnerable tu piel ante cualquier producto.

¿Cuáles son los factores para saber si un producto es original o falso?


El Empaque


Comparar el empaque del producto que te despierta sospechas con el original es esencial a la hora de desenmascarar un engaño. Normalmente el empaque en el que viene el producto dice mucho, al comprar maquillaje no es la excepción. Si previamente conocías el producto, compara los colores, las letras, la textura de las cajas, o el grosor.


Si es la primera vez que lo compras, tu principal herramienta es la página oficial de la marca que quieres. Entra y revisa cuidadosamente el tamaño de la caja y de los contenedores, en la tipografía, en los colores, en las formas, en los materiales, en los logos y etiquetas, luego compara con la que vas a comprar. Hay veces que detalles tan pequeños como tener las letras blancas en un empaque y que las letras sean rosa pastel en el otro pueden ser la clave para distinguir lo real de lo falso.


Revisa con cuidado porque hay falsificaciones muy bien hechas así como otras que no y son evidentes. Fíjate en los colores, la inclinación y el tamaño de la letra, si el texto está borroso, el tamaño del empaque o incluso su peso. En la información siempre está el peso y el tamaño, no ignores esos detalles.


¡No olvides observar el logotipo! Casi siempre se parecen, pero casi nunca son iguales. Compara con una foto de los logos originales para que puedas identificar fácilmente.


El Precio


A menos que sea una venta corporativa y que la marca lo respalde, la cantidad que pagas por el maquillaje de tu elección puede ser lo que te dé la última palabra para detectar si es falso. Te recomiendo que te fijes antes en el precio original y aunque sea más barato, no debe de bajar mucho el precio del que está en línea.


Como en cualquier otra compra, el precio es un gran indicador para saber si estamos frente al original o a un producto de dudosa procedencia. Por ello, tener una referencia directa del vendedor será tu mejor herramienta, revisa en el sitio web oficial del proveedor en cuánto venden sus cosméticos. Si en la tienda el labial que buscas cuesta 300 pesos y alguien te lo quiere vender a 80, seguramente pesarás que algo no anda bien ahí y definitivamente es falso o es caducado.


Punto de Venta


Este tip es elemental, y aunque parezca obvio, no está de más mencionarlo. Si compras el producto en una tienda reconocida y tienes algún problema o dificultad, la empresa por ley se debe hacer responsable, en caso de que sea un comercio informal no.


Por eso, no habrá mejor manera de estar seguro que un producto es el original que comprarlo desde su tienda original o con distribuidores autorizados. Si quieres las mejores marcas, no las vas a encontrar originales a la vuelta de la esquina. Para que no resultes engañada lo mejor que puedes hacer es ir a la página oficial de la marca que te gusta y averiguar por sus puntos oficiales de venta, así vas a lo seguro. Revisa su información y las calificaciones o comentarios de los usuarios.


Desconfía de los descuentos extremadamente llamativos, como los del 60, 70 o 80%. Los exponen así para que creas que el precio original es altísimo, porque es fino, y por alguna extraña razón lo puedes conseguir a menos de la mitad del precio. Lo mejor es que le preguntes al vendedor por algún certificado de originalidad y si se rehúsa, pues no lo compres.