• Dulce Hernández

Beneficios de la Vitamina C para la Piel



Cuando llega la temporada de frío mucho se habla de la Vitamina C para fortalecer nuestro sistema inmunológico, pero algo que debes saber, es que no sólo nutre tu cuerpo, la vitamina C también se utiliza para el cuidado de la piel.


Si creías que la vitamina C solo era utilizada para aumentar tus niveles de defensa en tu organismo, hoy quiero platicarte que además de eso es una poderosa aliada para reducir esas líneas finas, signos visibles del envejecimiento de la piel y lucir una piel más luminosa.


Además de encontrarla en algunas frutas o verduras, hoy en día puedes encontrarla en forma de píldora o en sueros enriquecidos con esta vitamina para dotar a la piel de sus beneficios. Los suplementos alimenticios que contienen vitamina C no tienen el mismo efecto en el rostro como aplicarla directamente en la piel.


La vitamina C es un nutriente que se encuentra en distintos alimentos, como frutas y verduras, y actúa como antioxidante en el cuerpo, es decir, que combate los radicales libres, Además, el cuerpo necesita esta vitamina para producir colágeno que es la proteína responsable de la cicatrización, elasticidad y fuerza de la piel.


Con los beneficios que a continuación voy a platicarte ojalá puedas convertir este producto en tu nuevo estilo de vida pues te ayudará a cambiar totalmente la textura de la piel si lo usas correctamente todos los días. Sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, cicatrizantes y antioxidantes dejarán tu rostro sumamente luminoso y sin manchas sin importar tu tipo de piel. Incluso, para pieles sensibles es perfecto porque minimiza la irritación y hace más efectiva la absorción de cremas humectantes.


A continuación, te comparto una lista de los beneficios que te harán consumir vitamina C todos los días.

Es un potente antioxidante

La vitamina C tiene una potente acción antioxidante para el cuidado de la piel. Ayuda a las células a neutralizar o bloquear la acción de los radicales libres que las dañan, como la contaminación (protege contra el ozono, principalmente en las ciudades altamente contaminadas) y los rayos solares que aceleran el envejecimiento prematuro en la piel ocasionado por la oxidación y el daño a la piel causado por el sol.


La vitamina C ayuda a reconstruir los tejidos de la piel desde su profundidad además de eliminar o prevenir las molestas líneas de expresión y otras marcas de la edad. Con sus poderes antioxidantes, reparara y regenera las células haciendo que la piel luzca saludable y joven.



Reduce la inflamación

Para aliviar la irritación y calmar el enrojecimiento, la vitamina C puede mejorar la condición de la piel al inhibir la respuesta inflamatoria. Las personas con acné y rosácea, en particular, pueden reducir estos signos de inflamación, enrojecimiento e hinchazón.

Protector solar natural

La vitamina C limita la reacción de la piel a los rayos UV que pueden acelerar el envejecimiento y causar arrugas. También, gracias a las acciones exfoliantes y antiinflamatorias que tiene, funciona para difuminar las manchas solares y daños hechos por el sol gracias a que tiene un alto poder despigmentante y reduce la cantidad de melanina producida en la piel y de esta manera corrige las manchas oscuras existentes para un tono de piel más uniforme.



Barrera de la piel

Al aumentar la producción de ceramidas y otros lípidos en el cuerpo, la vitamina C mejora la función de barrera de la piel y ayuda a mantener los niveles de humedad elevados, para lucir una piel más suave y flexible que pueda soportar mejor el proceso de envejecimiento.

Mejora la luminosidad en la piel

Tiene una acción exfoliante, eliminando las células muertas de la piel que pueden crear una tez apagada, para producir una piel más brillante y uniforme. Y es especialmente útil si tienes la piel seca. Ayuda a que los productos se absorban de mejor manera manteniendo la hidratación correcta. Así, la dermis genera un brillo y resplandor característico de una piel saludable.

Aumenta la producción de colágeno

El colágeno es esencial para mantener la piel flexible, especialmente a medida que envejecemos. La vitamina C ayuda a estimular la producción de colágeno en el cuerpo, por lo que la piel se mantiene más firme, suave y tersa, mejorando la apariencia de las líneas finas.

Previene el Acné


La vitamina C ayuda a equilibrar los niveles de sebo en la piel, además de que tiene una acción antibacteriana que ayuda a mejorar las manchas aplicada sobre el rostro en puntos específicos para atacar directamente la bacteria del acné. Actúa como cicatrizante natural en las manchas que dejaron esos brotes de granitos, produciendo elastina y reemplazando el tejido dañado reducir la rojez, desinflamar y limpiar la tez. Además, por sus propiedades exfoliantes e hidratantes limpia los poros y evitará los puntos negros.


Los cosméticos con vitamina C, por ejemplo, los sueros, son aptos para todo tipo de pieles, desde secas, grasas o mixtas. Es conveniente aplicarlos después del tónico para potencializar sus beneficios, seguido de la crema hidratante y recuerda siempre usar protector solar después de su uso.



Otros beneficios de la Vitamina C


Cabello largo y sedoso


La vitamina C estimula al folículo capilar para promover el crecimiento del cabello y evitar la resequedad y puntas abiertas, gracias a que el cuerpo absorbe mejor el hierro al consumirla.


Uñas sanas y fuertes


El consumo diario de esta vitamina ayuda a fortalecer las uñas desde adentro hacia afuera, promoviendo su crecimiento y dureza para mantenerlas sanas.


Más energía


Gracias a que ayuda a absorber el hierro de mejor manera, la vitamina C aporta energía al cuerpo y hace que la piel se vea más despierta, colorida y energizada.


Tratamiento contra la caspa


La caspa bloquea la raíz del cabello lo cual puede ocasionar que el cabello no crezca o se caiga con facilidad. La vitamina C se encarga de combatir esta bacteria y evitar que regrese, gracias a sus propiedades antivirales.

Reductor de peso


La vitamina C forma parte del proceso de producción de carnitina. La carnitina es una molécula famosa por transportar los ácidos grasos a la mitocondria donde se transforman en energía, logrando una mayor quema de grasa.


Si no conocías todos los beneficios que la Vitamina C puede darte al usarla constantemente, es momento de aprovecharlos para cuidar de tu salud y de la belleza de tu cuerpo. Lo más recomendable es que la consumas en frutas y verduras, así como también la uses en sueros o productos que la contengan para tener mejores resultados.


No olvides que para tener un cuerpo sano es muy importante tener hábitos saludables y ser constantes en llevarlos a cabo.



Tal vez te interese leer...


Marcas de Dermocosmética más Recomendadas (Alta Gama)


Beneficios del Suero Facial


¿Qué es y para qué sirve el Ácido Hialurónico?


¿Cuál es la diferencia entre Humectar e Hidratar la Piel?


¿Cómo combatir la Flacidez del Rostro?

46 vistas
Post Destacados