• Dulce Hernández

6 Cuidados de la Piel durante el Embarazo



Durante los nueve meses de embarazo, las mujeres pasan por muchos cambios corporales, no solo el aumento de peso, la piel también sufre alteraciones positivas y negativas, debido a los cambios hormonales que se producen durante este periodo. ¡No olvides que la piel es nuestra tarjeta de presentación!


Los cambios que sufre la piel en algunas ocasiones llegan a ser irreversibles, es por ello, que cuidarla en esta importante etapa es primordial y puede evitar afectaciones cutáneas.


Las estrías y la piel flácida es algo que acompaña a toda mama tras concebir a su bebé. Pero, hay maneras para lograr que este “desgaste de la piel” no sea tan severo, por ello el cuidado de la piel es esencial durante el embarazo.


Es común que los trastornos hormonales afectan la piel de las mujeres durante el embarazo, debido a los cambios en las secreciones hormonales, sin embargo, la genética influye mucho en cómo se comportará tu cuerpo frente a estas transformaciones y en el cuidado que le proporciones a tu piel.


Los cambios de las hormonas, sobre todo en el primer trimestre de embarazo, puede producir cambios bruscos en la textura de la piel. De acuerdo con los expertos, los problemas de piel más comunes en esta etapa son:


-Acné.

-Comezón

-Piel seca (xerosis).

-Estrías.

-Melasma (paño).


La mayoría de estos cambios desaparece naturalmente después del parto.


Todo esto es resultado de una serie de cambios que atraviesa el cuerpo: inmunológicos, endocrinológicos y metabólicos. Estos cambios afectan a todo el organismo, incluida la piel. Alrededor del 12 por ciento de las mujeres embarazadas presentan algún tipo de afección cutánea, en especial durante el tercer trimestre y después del parto, debido a los cambios hormonales.


En este blog post quiero compartir contigo algunos cuidados para cuidar la piel del cuerpo y rostro durante el embarazo.


1. Hidratación a toda hora


Cuanto más elástica es la piel menos posibilidades hay de desarrollar estrías, por eso es importante la hidratación frecuente de las zonas más propensas a las estrías dando un masaje suave con cremas corporales hidratantes o específicas antiestrías para aumentar la circulación (dos veces al día).


Ante todo, la hidratación interior también es importante, por ello, debes beber al menos 2 litros de agua al día durante estos meses para mantener una hidratación adecuada del cuerpo y de la piel.

Si notas la piel muy seca, usa productos untuosos tipo bálsamo, y si por el contrario se vuelve muy grasa, utiliza leche y productos libres de aceite.


El uso de cremas hidratantes, preferiblemente antiestrías, es importante usarlas mínimo dos veces al día, durante todo el embarazo y hasta 6 meses después porque también pueden parecer estrías post-parto.


2. Evita excesos


Evita excesos sobre todo de frituras y azucares, por ello, es conveniente llevar una dieta sana y equilibrada: reducir la sal, no abusar de las comidas excesivamente grasas, ni de los dulces y beber abundante agua. Todo va muy ligado, una mala alimentación siempre se refleja en la piel, disparando los cambios que de por sí ya sufre una embarazada.


Lo más importante es seguir una alimentación rica en vitaminas y sales minerales adecuada para evitar un aumento de peso excesivo, con ello se puede prevenir la aparición de estrías y celulitis. Lo ideal es consumir, de manera balanceada, frutas y verduras, beber la cantidad de agua que recomienden los médicos y consumir proteínas, como carne de pescado y pollo, de cuatro a cinco veces por semana, esto estimulará la producción de nuevas fibras musculares y se evitará la flacidez post-parto.


Recuerda que es importante no subir más de quince kilos durante el embarazo (excepto en embarazos múltiples).


Durante esta etapa olvídate de consumir bebidas alcohólicas, disminuir las dosis de café y dejar de fumar pues son perjudiciales para el buen desarrollo del bebé y además afectan negativamente a la piel, efectos que se incrementan en este período.


3. Masajes con cremas y aceites especiales


Los masajes favorecen la circulación sanguínea, realice movimientos circulares ascendentes empezando por los pies hasta los muslos.


No basta con una crema humectante común. Las estrías son la consecuencia de lesiones que se producen en la parte más profunda de la piel, cuando las fibras de colágeno y elastina de la dermis se rompen. Aparecen más frecuentemente en vientre, senos, muslos, cara interna de los brazos, abdomen y caderas.


Para evitar la aparición de estrías, busca cremas o aceites especiales, como, los aceites de almendras o rosa mosqueta, masajeando a diario y lograrás una piel más suave.


4. No olvidar el protector solar


Las manchas color marrón (conocida como paño) producto del sol son otro tema recurrente en las embarazadas, principalmente aparecen en: pómulos, frente, nariz y barbilla Para evitarlas es esencial usar un buen bloqueador solar factor 50 cada 3 horas durante el día, especial para rostro y otro para cuerpo, y evitar exponerse al sol en las horas de máxima radiación solar. Si te es posible, usa también gorra o sombrero.


En muchos casos no pueden prevenirse, pero el protector solar ayuda a que no sean tan oscuras. Generalmente las manchas mejoran, y en la mayoría de los casos desaparecen después del parto.


5. Higiene de la piel


Use jabones neutros y cremosos. Los baños calientes no son recomendables. Es preferible la ducha, sin limitaciones de número, pero sí de temperatura del agua. Para favorecer la circulación es recomendable terminar el baño o ducha con un chorro de agua fría.


No olvides limpiar la cara dos veces al día con un jabón suave y desmaquillarte antes de ir a la cama y dormir con la cara limpia.


6. Realiza ejercicio o actividad física


Camina durante media hora a diario y realiza movimientos circulares con el pie, de izquierda a derecha.


No es recomendable permanecer de pie o sentada durante mucho tiempo. Si tienes que estar de pie es mejor caminar, aunque sea tramos cortos. Si trabajas sentada, camina al menos una vez por hora, o levante y baje los talones periódicamente para activar la circulación de sus piernas. Evita la ropa ajustada, vista cómoda con prendas amplias y ligeras.


El descanso también es importante, es por ello, que se recomienda dormir mínimo 8 horas diarias para tener una mejor oxigenación de la piel.


Con estos cuidados podrás darle a tu piel el plus que necesita durante esta bonita etapa. Sea la decisión que tomes para aplicarte algún procedimiento cosmético es muy importante consultar con un médico especialista certificado, para analizar todas las posibilidades, minimizar riesgos y los posibles efectos secundarios, si es necesario, acude con un dermatólogo ante cualquier alteración en la piel, cabello y uñas durante el embarazo o lactancia.



Tal vez te interese leer...


¡Rutina de Belleza Facial en Primavera!


Productos Básicos para el Cuidado de la Piel


¿Cuál es la diferencia entre humectar e hidratar la piel?

Marcas de Dermocosmética más Recomendadas (Alta gama)


5 Enemigos de la Piel, ¿sabes cómo hacerles frente?

Post Destacados