• Dulce Hernández

¿“No tengo nada que ponerme”? ¡Ya no más con estos tips!


A todas las mujeres nos gusta lucir bien en cualquier momento, el problema para algunas es que cuando abren su closet se complica un poco la tarea de lograr looks lindos o el combinar sus prendas. Pareciera algo muy sencillo de hacer pero a veces no resulta así y se nos hace tardísimo para salir de casa porque estamos en búsqueda de esa combinación ideal que nos haga lucir bellas durante todo el día, y allí, en medio de toda la ropa sobre la cama soltamos la célebre frase que seguro te suena familiar: «No tengo nada que ponerme». ¿Te ha pasado esta triste historia? ¡Tranquila!


Creo que cuando vamos de compras fallamos un poco al comprar ropa por impulso. Lo ideal es hacer combinaciones con las prendas que compremos para conseguir formar varios outfits que nos permitan vernos bien y tener estilo en todo momento. Un conjunto de ropa y accesorios bien pensados siempre te hará lucir mejor que cuando solo usas prendas al azar.


Definitivamente estoy convencida que la solución a esta historia del “no tengo nada que ponerme” siempre serán las prendas básicas. Una prenda básica es aquella que no tiene estampados, bordados y demás detalles que la diferencien de otras prendas; es también aquella que por su color y textura, te permite combinar fácilmente con casi cualquier elemento que tienes en tu closet para finalmente ofrecerte un sin fin de opciones que darán paso a una vestimenta asertiva sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero.


En este blog post de daré algunos tips para hacer combinaciones 100% exitosas y diferentes looks básicos, que podrás copiar fácilmente y adaptarlos a tu día a día, recuerda que siempre puedes personalizar con accesorios para darle a tus looks un toque actual y muy chic.


¡Aprende a combinar tu ropa para renovar tu look y lucir bien vestida!



1. Los básicos son tu mejor aliado

Las prendas básicas o fondo de armario son aquellas prendas de ropa que toda mujer debería tener en su armario debido a su funcionalidad y fácil combinación. Como su nombre lo dice, serán la base del outfit y el punto de partida para combinar nuestra ropa con las cuales podrás crear cientos de combinaciones distintas, sin que se den cuenta de que llevas siempre lo mismo.


Los básicos son esenciales en todo outfit y es una forma muy económica de contar con diferentes estilos y looks. Son la tabla de salvación en los días de "no sé que ponerme".


Procura entonces que en tu armario nunca falte:

  • 1 camisa blanca

  • 1 pantalón negro

  • 1 vestido negro sencillo

  • Jeans

  • 1 blazer

  • 1 chaqueta de cuero

  • 1 abrigo clásico

  • 1 par de tacones

  • zapatos planos negros

  • Una bolsa del mismo color

Como puedes notar, todas estas prendas son de colores clásicos y neutros como el negro y blanco, pues su versatilidad permite combinarlos con prendas de colores más fuertes o extremos. ¡Se verán de maravilla y darán protagonismo a otras prendas!



2. Cuida la mezcla de colores

A la hora de crear conjuntos de ropa, hacer combinaciones de colores de manera correcta es una de las cosas más importantes. Te sugiero que tengas en cuenta algunas cosas:


  • Utilizar muchos colores tu combinación puede resultar exagerada. Dar un toque de color en nuestros looks son necesarios para resaltar y tener mejor estilo. Evita combinar más de tres colores diferentes y que no pertenezcan a la misma gama cromática, el efecto visual casi siempre es poco favorecedor.

  • Mientras que si usamos pocos colores tenemos la posibilidad de conseguir un look sobrio y elegante, o por el contrario parecer muy aburridas.

  • Los colores neutros blanco, negro, beige y gris son perfectamente combinables entre sí y en la mayoría de las veces se ven bien con todo.

  • A pesar de que el blanco es muy combinable, al hacerlo con tonalidades más claras conseguirás lucir muy pálida, de igual forma ocurre con el negro, que al llevarlo junto al azul marino o marrón oscuro su tonalidad deja ser favorecedora y te opacará.

  • Otro tip que nunca falla es observar la rueda de colores, y fijarte en que si usas los colores que se encuentran uno junto al otro, y uno frente a otro, estos siempre serán los más acertados a la hora de combinar.


3. Mezcla estampados y texturas


Mezclar estampados y texturas distintas esta super de moda. Esta mezcla puede darnos como resultado un look completamente único y diferente, eso sí, sin dejar de vernos elegantes y equilibradas.


Las distintas texturas y estampados que escojas pueden coincidir en el mismo look siempre y cuando no sean muy llamativas ni te hagan ver demasiado cargada. Por ejemplo, nunca se verá bien las líneas con cuadros o los lunares con animal print, en cambio, si lo haces con texturas de un solo color, ¡la combinación será perfecta!


Pero, si eres de las que no se arriesga mucho, lo mejor es que combines tus prendas estampadas con otra prenda en colores sólidos y lisos.


4. Las proporciones también son importantes


Para lograr un equilibro entre las prendas que vamos a vestir, lo mejor es escogerlas según la característica de la otra. La regla de las proporciones es fundamental a la hora de crear un outfit.


Por ejemplo, si quieres ponerte un suéter de gran tamaño, de esos que no tienen ninguna forma y son un poco largos, a continuación es mejor optar por un par de pantalones más ajustados al cuerpo.