• Dulce Hernández

¿Qué pestañas usar según la forma de tus ojos?


Las pestañas postizas o de mink son sin duda el accesorio que nos ayudarán a lucir una mirada más expresiva y abierta, nuestro maquillaje de ojos será otro al utilizar estas maravillas. Si aún no te atreves a utilizarlas ¡no sabes de lo que te estás perdiendo!


Solo hay un detalle que debes tener en cuenta cuando decidas usarlas y aplicarlas. En este blog post te hablaré de eso tan importante.


Elegir pestañas postizas es tan importante como escoger un buen vestido o un perfume. Recuerda que cada detalle dirá algo de ti y de tu apariencia.


Primero que nada, debes saber que no es lo mismo escoger pestañas postizas para un evento como una fiesta o elegir pestañas para usarlas en forma cotidiana.


El factor más importante que debemos tener en cuenta a la hora de elegir pestañas postizas es la forma de nuestros ojos.


Tal vez estés un poco perdida en este tema, pues la variedad de pestañas que encontramos a nuestra disposición es enorme y puede que muchos modelos nos encanten para usarlas, pero antes de decidir hacerlo, te recomiendo que no dejes de leer este blog post completito para estar más cerca del resultado que favorezca a tus ojos.


Cada persona tiene una forma diferente tanto de rostro como de ojos, y no a todas nos quedan bien los mismos tipos de pestañas. Es por ello, que debes conocer qué tipo de ojos tienes para dar con las pestañas ideales para ti.


Ojos Almendrados


Las chicas que tienen este tipo de ojos almendrados son de las suertudas que pueden usar cualquier tipo de pestañas postizas, desde las que tienen la misma longitud de pelo en el interior y en el exterior, hasta las pestañas que son más tupidas y largas en la parte externa que en la interna.


Las pestañas que más favorecen a este tipo de ojos son aquellas que tienen en la parte externa del ojo pelitos más largos mientras que la parte interna son más cortos. Con esto se conseguirá que el ojo quede aún más alargado que de costumbre.


Si quieres conseguir un acabado más natural, opta por las pestañas individuales y colócalas solo en la parte externa del ojo.


Ojos Pequeños


Si tienes ojos muy pequeños, para conseguir mayor volumen entonces lo ideal es elegir unas pestañas postizas de tira de longitud intermedia que contengan muchos pelitos cortos intercalados con algunos más largos en dirección hacia arriba como en este caso.


Con ello, además de aumentar un poco más el tamaño de tus ojos, conseguirás que tu mirada quede algo más marcada que de manera natural y que luzca una imagen con mucho estilo.


Evita las pestañas demasiado largas y densas ya que darán la sensación de no ir acorde al tamaño de tu ojo y pueden empequeñecerlo aún más.


Ojos Redondos


Si tus ojos son muy redondos, necesitarás unas pestañas postizas que no potencien este efecto sino que lo suavicen. Por eso, te será útil utilizar pestañas alargadas, delgadas y de forma almendrada, esas que se van alargando hacia el exterior del ojo.


Tus ojos son ya de por sí llamativos, así que evita elegir pestañas postizas demasiado tupidas, gruesas y largas, pues dan la sensación de agrandar el ojo.


Ojos Grandes

Aquí, la forma de los ojos queda bastante marcada de forma natural, presentando un aspecto redondo y muy prominente.


Es aconsejable el uso de pestañas postizas enteras que sean largas y finas o las medias pestañas, para dar mayor intensidad en la parte extrema del ojo.


Ten cuidado a la hora de elegir pestañas postizas demasiado tupidas, para que el maquillaje de ojos no se vea excesivo con respecto al resto del maquillaje.


Las pestañas de esquina también lucirán genial en tu maquillaje, y te harán un ojo más rasgado y almendrado.


Ojos Caídos


Para hacer que este tipo de ojos gane puntos y recupere la vitalidad de su expresión, el uso de pestañas postizas les puede venir como anillo al dedo.


Para ello, es aconsejable utilizar una tira completa de pestañas largas y poco voluminosas, combinando pelos cortos y largos, que consiga abrir y agrandar el volumen de tus ojos.