¿Cómo elegir y aplicar el rubor adecuado a tu tono de piel?

July 23, 2018

 

Dicen que unas mejillas sonrosadas son símbolo de salud y belleza. Tener las mejillas con color, son unas mejillas con vida.

 

Ponernos rubor es un paso fundamental cuando nos maquillamos. Nos ayuda a destacar los pómulos, definir más el rostro y lucir saludables, frescas y radiantes.

 

Mantener el rostro sonrojado todo el tiempo, como un niño, es muy difícil. Por ello, para cubrir esa necesidad se creó el rubor, blush o también llamado colorete, cuya función es poner color y ayudar a definir la estructura facial añadiendo belleza.

 

Para conocer el rubor adecuado para tu piel tienes que tomar en cuenta el tono de esta; de manera que no solo iluminarás tu rostro sino que también podrás resaltar tus mejores facciones naturales. Cuanto más luminoso quede el pómulo, más destacará positivamente.

 

Es importante elegir el rubor adecuado según el color de tu piel. Lo más recomendable es fijarte qué color toman tus mejillas después de hacer ejercicio o pellizcarte. El color que tomen será el ideal. Sin embargo, no solo ese color te favorecerá. Existen muchos tonos de rubor que lucen muy bien según tu piel.

 

Si tienes las mejillas enrojecidas por acné o rosácea la selección del color puede ser más difícil. En estos casos te aconsejo usar base, polvos o un corrector para emparejar la piel y cubrir el enrojecimiento. Si el enrojecimiento no está cubierto el rubor no se ve bien.

 

¿Qué otro factor también cuenta al momento de elegir nuestro rubor? La importancia de la estación a la hora de elegir el rubor es muchísima. En invierno el colorete es imprescindible. Marcará la diferencia entre un rostro apagado y un rostro alegre y despierto. Para el verano, que es cuando tenemos mejor cara y el rubor debería ser un gesto más suave y sutil. Podemos usar los mismos rubores que en invierno, pero en este caso, con un solo toque de brocha ya será suficiente para darle un súper efecto a la mejilla.

 

También ten en cuenta que el tono de rubor que apliques será con base en los tonos de sombras de ojos que uses. Si eliges sombras marrones, el rubor debería ser ligeramente melocotón. Si usas sombras en tonos fríos como malvas, azules o granates, los coloretes más rosados o lilas funcionarán perfectamente.

 

Ahora que ya sabes lo que debes tomar en cuenta para elegir el rubor que mejor armonice con el tono de tu piel conoce más tonos que seguro la favorecerán dentro de la gran gama de colores que existe en el mercado. ¡Toma rubor y brocha!

 

Pieles claras

 

De manera general, los tonos rosas en todas sus variaciones, carmesí, los pasteles, melón, lila, terracota y durazno. Los tonos claros y ligeros son los que más favorecen a las pieles pálidas. Para la piel muy blanca sus mejores aliados son los tonos cálidos como el melocotón. Consiguen dar buena cara, un efecto romántico y rejuvenecedor, y no endurecen las facciones.

 

La piel clara puede encontrarse en 2 tonos: la rosada y la blanca amarilla.

 

Si tu piel es blanca con tonalidad rosada el blush que mejor se ajusta a ti son los de tonos anaranjados, ya que te harán lucir fresca y juvenil. Pero además si eres de esas personas que al estar expuesta al sol se broncea fácilmente y le salen pecas, o si tu piel es de porcelana, ten en cuenta que las tonalidades claras son las mejores para ti.

 

 

Ahora bien, si por el contrario tu piel es blanca amarilla el tipo de rubor para ti son los de colores rosados, porque le darán un efecto de frescura a la cara. Si te maquillas con tonos muy suaves, el blush no cumplirá su función de contrastar los colores en tu rostro.

 

 

Piel media

 

Los tonos duraznos son perfectos para las pieles intermedias. El tono coral también le aportará un brillo natural en las mejillas. Sin embargo hay que tener cuidado con la cantidad que apliquemos. Ni pálida, ni exagerada.

 Piel morena

 

Tonos rosa oscuro, coral, rojo quemado, bronce, marrón. Los tonos más fuertes van muy bien con las pieles oscuras. Los colores como el fucsia destacarán tus facciones e iluminará automáticamente tu rostro. No utilices colores más claros porque hará parecer que tienes la piel opaca y seca.

 

 

Piel oscura

 

Para las pieles más oscuras, van perfectos los rubores con tonos tostados, cobrizos y naranjas, en lugar de un rosa fresco, ya que estos tienden a perderse la piel. No olvides los colores bronce o cobre que consiguen realzar la belleza natural. Evita las tonalidades con matices azules como el fucsia o el rojo, pues lejos de darte un estilismo perfecto y limpio, creará la sensación que tu rostro es de piel seca.

 

 

Tipos de rubor

 

Rubor en polvo: Es el más usado y fácil de aplicar. Se puede poner en todos los tipos de piel, principalmente en las grasas.

 

Rubor en crema: Es ideal para las pieles secas y se aplica con los dedos directamente. Contienen ingredientes hidratantes y nutritivos.

 

Rubor en líquido o gel: Es el más suave y entrega colores translucidos que dejan ver la piel. Es aconsejable usarlo en pieles grasosas y normales. Se aplica con los dedos y tiene mayor duración que los dos tipos de rubores anteriores.

 

Consejos generales para elegir y aplicar el rubor que más te convenga

 

  • Cuanto más oscura sea tu piel, más oscuro debe ser tu rubor.

  • El rubor debes comprarlo y elegirlo a la luz del día. Porque la luz artificial puede dar la ilusión de que el tono es más fuerte o más débil y cuando salgas de tu casa, con la luz natural se verá demasiado exagerado o lo contrario, como si no te hubieras puesto nada.

  • Opta por colores naturales para el día y otros más fuertes para la noche.

  • Es clave que combines tu lápiz labial con el color correcto del rubor. Por ejemplo, si tus labios los maquillas de rojo, tu rubor deberá ser un tono rosa muy suave.

  • Es fundamental que antes de comprarlo, lo pruebes. A simple vista puede ser muy lindo, pero lo importante es cómo se vea en tu rostro.

  • Ten a la mano una brocha redonda y tupida para aplicar el rubor en el centro de la mejilla, una brocha lisa y plana para acentuar los relieves del pómulo y una esponjita para expandir los coloretes en crema, barra o gel.

  • Nunca apliques el colorete bajo el hueso del pómulo a modo de contouring, ya que marcarás más los huesos y la forma de la mandíbula.

  • Antes de aplicarte el rubor, sacude la brocha para retirar excesos del producto que podrían dejar marcas sobre tu piel.

  • Si vas a utilizar un rubor en crema, gel o barra, aplícatelo antes que lo absorba la base hidratante. De esta forma, tu rostro se verá más natural.

  • Para evitar caer en el exceso de lápiz labial y puedas calcular la cantidad necesaria, maquillate primero los ojos y los labios.

  • El rubor, nunca podrá ser más intenso que éstos.El rubor debes aplicarlo después del maquillaje de ojos y antes de los labios para balancear la aplicación de cosméticos en el rostro.

  • Elige un color de labial muy parecido al color de tu rubor. Así lograrás un look súper natural.

  • Generalmente el peor error que se comete con el rubor es aplicar más de la cuenta o un color muy fuerte.

  • Usa polvos traslúcidos para sellar tu rubor y el color durará por más tiempo.

  • El tamaño del pincel debe ser proporcional al tamaño del rostro. Si tu cara es pequeña no uses un pincel grande. Los pinceles de las cajas de rubor son muy chicos.

  • Para aplicar el rubor sonríe y en el punto más sobresaliente del pómulo aplica con movimientos rotativos. Deja de sonreír y extiende el cepillo en dirección a las sienes u orejas (sin llegar a ellas).

  • Si tu rostro es ancho o rellenito aplícate el rubor en la punta de los pómulos, trata de mantenerlo dentro del cuadro del ojo, si lo extiendes más de esto el rostro podría verse más ancho.

  • Recuerda que un rostro cansado se ve como caído, por lo que no hay que aplicar el colorete cerca de las aletas de la nariz o el rictus ya que descolgará la mejilla.

 

Algo que no debes perder nunca en cuenta al momento de maquillarte es que debes crear cierta armonía entre el tono de tus sombras, rubor y labios, se recomienda que todos deben estar dentro de la misma gama de tonos fríos o cálidos.

 

Espero que con este contenido de ahora en adelante los rubores que uses te ayuden a lucir un rostro más saludable, acentúen los rasgos más prominentes y también las zonas de la cara que más quieras destacar. Un rubor correctamente elegido y adecuadamente aplicado dará a tu rostro vida, color, luz y un brillo especial.

 

Tal vez te interese leer...

 

¿Qué colores que te favorecen según tu tono de piel?

 

¿Cómo elegir la mejor mascara de pestañas para ti?

 

¿Cuál es el tono de labial ideal según tu color de piel?

 

¿Qué pestañas usar según la forma de tus ojos?

 

¿Qué tipo de maquillaje utilizar según tu tipo de piel?

Please reload

Post Destacados

Prendas y Accesorios Básicos para el Verano

July 2, 2020

1/10
Please reload

Nuevos Posts
Please reload

Posts
Please reload

Síguenos en...
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Google+ Social Icon

Síguenos en...

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
WhatsApp Divina Por Siempre
Messenger Divina Por Siempre
Ciudad de México 2020
¡Contáctanos!