Claves de Maquillaje para Piel Madura

July 1, 2019

 

Muchos blog post de maquillaje encontramos en internet para hablar sobre trucos y consejos de maquillaje para pieles jóvenes o de manera general, pero ¿Cuándo hay uno específico para hablar sobre las claves de maquillaje para las pieles maduras?

 

Sabemos bien que conforme pasa el tiempo nuestro cuerpo empieza a perder la capacidad de generar naturalmente la producción de colágeno y elastina, lo cual da lugar a la aparición de arrugas y flacidez propios de los signos de la edad. ¡Y esto complica muchísimo la aplicación del maquillaje!

 

También tienden deshidratarse a lo largo del tiempo, por lo tanto debemos hidratarlas en todo momento, especialmente en la madurez. A parte de deshidratación, las pieles maduras se vuelven más finas y sensibles, pierden elasticidad y tonicidad, aparecen manchas con más facilidad. Dichos signos debemos combatirlos con cremas de tratamiento específicas, y en la medida de lo posible, con ayuda de tratamientos faciales con aparatología.

 

Pero, no todo está perdido. Sacar partido a nuestra belleza a partir de los 40 es posible, pero es importante que tengas en cuenta que no serán los mismos trucos que en el maquillaje para pieles jóvenes. Es importante resaltar que una joven de 25 años que se ha expuesto al sol indiscriminadamente sin usar protección, también puede mostrar síntomas de envejecimiento y de una piel castigada. En otras palabras, el cuidado de la piel debe empezar desde edades tempranas, no es un mito, si queremos lucir un cutis perfecto los mimos no pueden faltar.

 

Hoy en este blog post hablaremos de algunos trucos para disimular arrugas naturalmente, atenuar problemas de flacidez, levantar la mirada o iluminar el rostro para obtener un maquillaje favorecedor para pieles maduras, pues  si no se usa como es correcto, puede ser, más que una ayuda, un enemigo. Y es que las pieles maduras deben ser maquilladas con mucha precaución y sobriedad, pues de lo contrario envejece a la persona y la hace lucir dos veces el número de su edad.

 

Dicen que MENOS, es MÁS. Estas pieles no deben recargarse con demasiados productos o parecerán artificiales. Tampoco se debe abusar de productos grasos ni de polvos en el rostro.

 

Características de las pieles maduras: 
 

Las características de las pieles maduras son muy específicas, las más notables son:

 

  • Flacidez debido a la disminución de las fibras de colágeno y elastina.

  • Arrugas provocadas por el bajo ritmo del metabolismo

  • Color amarillento o pálido, esto es debido a la disminución de vasos sanguíneos y a que cada vez se vuelven más estrechos y débiles.

  • Falta de luminosidad que se puede recuperar con vitaminas

  • Manchas que aparecen debido a los factores externos y genética

 

Para cuidar la piel y lucir un rostro joven es importante no sólo adoptar acciones desde el exterior, sino utilizar productos que nos ayuden a regenerar y a suplir las carencias del colágeno y la elastina y los aportes de hidratación al cutis.

 

De manera general puedo decirte una piel madura es considerada como tal a partir de los 35 o 40 años, por lo tanto, habrán ciertos problemas localizados en las líneas de expresión a la hora de maquillarse. Así que, debemos evitar aplicar demasiado maquillaje pues se marcarán más las líneas de expresión. Para ello, es mejor elegir algo más ligero y saber cómo aplicarlo, en qué zonas o qué puntos.

 

Sabemos que no existen los milagros y que nada nos puede ayudar a combatir totalmente las líneas de expresión, pero gracias a los muchísimos productos y cosméticos que encontramos en el mercado actual, sí podemos conseguir que nuestro maquillaje se vea prácticamente liso y lleno de luz.

 

¡Empecemos con los puntos clave para lograr un magnifico maquillaje para pieles maduras!

 
Prepara tu piel antes de maquillarte
 

Sin importar la edad que tengamos, es muy importante adoptar una rutina de belleza diaria si queremos lucir perfectas y que el paso del tiempo no haga estragos en nuestra piel. La rutina deberá empezar desde la limpieza y tonificación, exfoliar, aplicar sueros, utilizar cremas hidratantes de día y noche, contorno de ojos y protector solar.

 

En las pieles maduras la hidratación se hace más necesaria que nunca. La piel, a medida que envejece, pierde la capacidad de retener líquido y por eso tiene a secarse.

 

Definitivamente la crema hidratante debe ser la mejor amiga de tus maquillajes. Es por eso que, al colocar la crema hidratante antes de maquillar, no sólo mejorarás la textura de tu piel sino que ayudas a que los productos se adhieran mejor y duren más. Así que, el paso previo inolvidable es la hidratación de la tez.
 

Lo ideal es dejar el tiempo suficiente para que la crema hidratante se asiente correctamente en la piel antes de aplicar la base de maquillaje. Sin importar la edad, la hidratación es fundamental para un maquillaje perfecto, pues la piel luce más tersa y saludable. Hidrata tu rostro todos los días al levantarte y antes de acostarte.

 

Aplica una primer o prebase de maquillaje

 

Aplicar un primer de maquillaje nos ayudará a rellenar las imperfecciones de nuestra piel como las líneas de expresión y arrugas más marcadas, poros dilatados y además mantendrá la piel hidratada durante todo el día evitando así que el maquillaje se cuartee o desaparezca.

 

Evitará que el maquillaje entre en contacto con la piel y esta absorba el maquillaje. Prolonga la vida del maquillaje para que nos dure más tiempo.

 
Correctores
 

Hay síntomas innegables como las bolsas y ojeras que hacen que nuestro rostro luzca cansado y muestre más señales de la edad. ¡Es todo un dolor de cabeza!

 

Para acabar con esta pesadilla, lo ideal es aplicar un contorno de ojos en gel o crema que sea drenante diariamente, de esta forma la retención de líquido de las bolsas será menor.

 

En cuanto al maquillaje, debes aplicar el corrector en todo el contorno de ojos para que sea capaz de iluminar la mirada.

 

Lo que tenemos que hacer es aplicar corrector justo en la zona de la ojera, no irte más para abajo o incluso llegar a la sien. Solo cubre lo que veas oscuro y sin demasiada cantidad (lo mismo para las bolsas), y lo aplicas con la ayuda de una esponjita de maquillaje ligeramente humedecida.

 

Utiliza el color marfil para iluminar la zona de los ojos y dar puntos de luz. Utiliza el color beige para corregir las imperfecciones y bloquearlas para unificar el tono y que sean imperceptibles. En el caso de ojeras azuladas o verdes, así como de rojeces alrededor de los ojos, será necesario recurrir a los precorrectores de color.

 

Base de maquillaje

 

De preferencia elige una base de maquillaje que sea de una textura ligera, poco aceitosa, antiedad e hidratante para que proporcione a la piel naturalidad, frescura y suavice las líneas de expresión. Huye de las bases de efecto mate que tan de moda están ahora.

 

Si aplicas una base de muy alta cobertura, lograrás dos cosas: que el rostro se vea acartonado y sin luz y que además, las arrugas se marquen muchísimo.

 

Si la base de maquillaje la aplicas con brocha, es importante que siempre difumines bien las pinceladas para que se vea parejo, esta regla corre para todos los maquillajes que utilices.

 

Polvo traslucido

 

El polvo que debes usar para el rostro es el traslúcido. Al terminar de aplicar la base, fija con un polvo suelto y translúcido y utiliza poca cantidad porque este puede acumularse entre los pliegos de la piel. El polvo translúcido ofrece un acabado más natural que permite que las arrugas no sean remarcadas, como suele suceder con el polvo compacto.

 

¡Pero no te pases en la cantidad para no generar un efecto muy mate!

 

Contour

 

El maquillaje de contorno es esencial en estos casos para marcar los volúmenes que se han ido desdibujando con el paso de los años, como por ejemplo, los pómulos. También es muy útil para disimular problemas como el doble mentón. Así, aplicamos un toque de contorno en el corte natural de nuestra barbilla y lo fundimos bien con la base para crear ese efecto de disminución.

 

Sombras de ojos

 

Lo ideal es aplicar el color sobre los ojos de forma que con el tono de sombra más oscuro ocultemos el pliegue descendente del párpado. Para ello nos concentraremos en la «V» externa del párpado móvil trazando una línea imaginaria ascendente que tienda al final de la ceja y difuminaremos bien la transición.

 

En cuanto a los tonos, es mejor que utilices esos que suavizan el aspecto como el vainilla, dorado, rosa pálido, tierra y beige. Es importante evitar las sombras de ojos brillantes, ya que acentúan las arrugas alrededor de los ojos, mejor elige entre sombra mate o satinada, según tus gustos

 

Delineado invisible y difuminado

 

Delinear los ojos en piel madura se vuelve un paso un poco complicado porque las arrugas del parpado dejan una línea “poco definida” y muy poco favorecedora. Lo ideal es utilizar productos cremosos o sombra y difuminar bien el acabado con pinceles o bastoncillos de algodón, de forma que el ojo quede enmarcado sutilmente y no tan marcado para no endurecer la mirada y aparentar más edad. Una buena idea es aplicar el delineado tipo «tighlining», entre las pestañas o justo a ras de estas.

 

Iluminar la mirada

 

Conseguiremos levantar la mirada aplicando una sombra iluminada (basta con que sea un tono claro) bajo la mitad externa de la ceja. También podemos aplicar un punto de luz en el lagrimal con el mismo tono.

 

Abrir la mirada

 

La máscara de pestañas nos permitirá obtener una mirada más despierta. Para ello, conviene marcar bien las pestañas desde la raíz para abrir la mirada, curvar y agrandar las pestañas y evitar la línea inferior para rasgar más el ojo. Aplicaremos la máscara con movimientos en zigzag ascendentes para separar en lo posible las pestañas y evitar los grumos e incidiremos en las pestañas de la «V» externa para abrir la mirada lo más posible.

 

Definir cejas

 

Si la ceja es arqueada y acaba de forma descendente muy marcada, lo mejor es centrarse en repasar la primera mitad de la ceja levemente, para evitar reforzar la sensación de ojo caído.

 

Blush

 

Con la ayuda del blush nuestro rostro mostrará un tono saludable y más jugoso, este es uno de los pocos cosméticos que no sufre cambios con el paso de la edad. Es preferible siempre optar por coloretes naturales que aporten un tono saludable al rostro: rosados, melocotones, corales, etc. Nada de tonos marrones, ya que apagan la tez y endurecen sin necesidad el look de maquillaje.

 

Para dar una tez más jovial aplicaremos rubores en crema.

 

Labios

 

Con la edad, los labios tienden a adelgazarse y por tanto, elegir el color de labios es clave. Los labios deben estar siempre bien hidratados para que no se cuarteen, sobre todo en invierno y verano, pues es cuando hace más frío y calor y esta zona es muy fina y está siempre expuesta.

 

Para mayor durabilidad del maquillaje, es conveniente aplicar un delineador de labios que ayude a definir el contorno de los labios que suele ir desdibujándose con la edad. Lo más conveniente es elegir un perfilador del mismo tono que el labial para rellenar todo el labio y fijar así el color.

 

Es recomendable que el labial tenga contenido de vitamina E y que no sea demasiado seca. En cuanto a colores, se recomienda usar un gloss suave que mantenga la hidratación de los labios y aporte algo de volumen. Otra opción es elegir un labial en un tono neutro, rosa suave, anaranjados, y un tono café son siempre una apuesta segura.

 

También puedes aplicar colores cálidos para días soleados, ya que resaltan más con la luz natural y colores fríos para días nublados funcionan genial con éste tipo de luz.

 

Es mejor dejar afuera los labiales mate, oscuros y tonos muy llamativos porque acentúan más las imperfecciones y te darán un aspecto envejecido.

 

Para finalizar, usa un brillo de labios sobre tu labial. No sólo mejora tu apariencia, sino que además llamará la atención disimulando otras imperfecciones.

 

Espero que estos consejos que he compartido contigo puedan ayudarte a lograr un lindo maquillaje y puedas rejuvenecer de una manera impresionante para restarte años y lucir una piel hermosa.

 

Cuidados de la Piel Madura

 

  1. Mantener una rutina de belleza con constancia, debes limpiar, tonificar e hidratar la piel de tu rostro, cuello y escote por la mañana y por la noche.

  2. Utilizar productos adecuados para cada tipo de piel y cada problemática, es importante que utilicemos cada producto según nuestro tipo de piel para no saturarla ni quedarnos cortos (si nos preocupa el contorno de ojos, la idea es aplicar una buena crema para esa zona por ejemplo)

  3. La limpieza facial es primordial, y también se recomienda realizar una exfoliación suave cada 10-15 días para eliminar la piel muerta y oxigenar la piel.

  4. Adoptar hábitos de vida saludable también nos ayudará a que la piel esté en condiciones óptimas, por eso es muy importante una alimentación rica en agua y proteínas y baja en grasas, azúcares y alcohol.

  5. Practicar deporte ayuda a mantener tu cuerpo activo y a eliminar toxinas por el sudor.

  6. Beber abundante agua nos ayudará a mantenernos hidratados y más sanos.

  7. Aplicar protección solar es la clave para la prevención del envejecimiento cutáneo y reducir el riesgo en problemas de piel.

 

Tal vez te interese leer...

 

7 Beneficios de utilizar "Primer" de Maquillaje

 

Los 5 Enemigos de tu Piel, ¿sabes cómo hacerles frente?

 

¿Qué tipo de piel tengo?

 

¿Cómo combatir la Flacidez del Rostro?

 

¿Sabes desmaquillarte correctamente? ¡Hazlo en 5 pasos!

Please reload

Post Destacados

Prendas y Accesorios Básicos para el Verano

July 2, 2020

1/10
Please reload

Nuevos Posts
Please reload

Posts